Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de La Paz retiró casi cinco toneladas de ropa quemada en un incendio en el mercado callejero Uyustus la madrugada del 1 de enero, informaron este sábado fuentes municipales.

Las prendas de vestir calcinadas estaban en un almacén afectado por las llamas que, supuestamente, fue provocado por fuegos artificiales y arrasó cerca de un centenar de puestos de venta del mercado, según un comunicado del Gobierno Municipal paceño.

La retirada de la ropa la efectuó la empresa Saneamiento y Servicios Ambientales en coordinación con el Sistema de Regulación y Supervisión Municipal.

Según el subalcalde de la zona centro, Fernando Valencia, el incendio pudo ser provocado por artefactos pirotécnicos lanzados durante la noche de fin de año por huéspedes de un hotel cercano al mercado Uyustus.

Las llamas consumieron gran cantidad de mercancías variadas, sobre todo ropa y artículos electrónicos, y afectaron también a tres viviendas, pero no provocaron daños personales.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció que enviará una carta al presidente boliviano, Evo Morales, para pedirle que interceda ante los bancos para que las entidades "reprogramen" las deudas crediticias de los comerciantes afectados por el incendio.