Escucha esta nota aquí

Natalia Compagnon, nuera de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró este lunes por tercera vez como imputada por su presunta participación en delitos tributarios en el denominado "caso Caval".

La declaración de Compagnon ante el fiscal Luis Toledo duró casi tres horas y se produjo apenas una semana después de que el Servicio de Impuestos Internos (SII) presentara una querella en su contra y cinco personas más por delitos tributarios, informaron fuentes judiciales.

La querella iba dirigida contra los representantes de la empresa Caval, de la que Compagnon controla el 50 %, por la presentación de declaraciones de impuestos falsas y la incorporación de facturas irregulares para pagar menos tributos.

La fiscalía investiga además a la nuera de la mandataria chilena y a otras personas por los delitos de violación de secreto, negociación incompatible y cohecho en un millonario negocio inmobiliario que le reportó unos 4,8 millones de dólares de beneficios a Caval.

Compagnon es la esposa del hijo de Bachelet, Sebastián Dávalos, que cuando se fraguó el negocio inmobiliario trabajaba en Caval y unos meses después, cuando estalló el escándalo en febrero del año pasado, tuvo que renunciar al cargo de asesor cultural del Gobierno.

Los dueños de Caval adquirieron tierras en la localidad de Machalí con un millonario préstamo concedido por uno de los dueños de unos de los principales bancos del país, para luego venderlos a un precio mucho mayor.

El próximo 29 de enero la Fiscalía solicitará la primera formalización (proceso) en el marco de este caso, aunque no se prevé que Dávalos ni su esposa estén entre los imputados.

El caso Caval ha golpeado duramente la popularidad de Bachelet y se suma a una seguidilla de escándalos de corrupción en la política y el empresariado que han afectado al país en el último año.