Escucha esta nota aquí

En los papeles del SwissLeaks están los nombres de 26 ciudadanos o empresas bolivianas que son titulares de cuentas en el sospechado banco británico HSBC, ahora indagado por la justicia francesa por evasión impositiva y lavado de dinero procedente de actividades ilícitas. El Gobierno boliviano quiere saber quiénes son y qué procedencia tienen esos recursos.

Ayer, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, anunció que el Ejecutivo impulsará una ley para investigar a los bolivianos que tienen cuentas registradas en la filial suiza del banco británico HSBC, tras la publicación de la llamada Lista Falciani con las cuentas opacas de la entidad.
"Le correspondería, sin embargo, al Órgano Ejecutivo y a la Asamblea Legislativa aprobar una norma que, a la vez, le permita al Estado Plurinacional investigar a los titulares de estas cuentas", declaró el ministro a la agencia estatal ABI.

Esta propuesta llega después de que se publicara en todo el mundo la llamada Lista Falciani, en la que Bolivia ocupa el puesto 104, entre más de doscientos, con 26 titulares de cuentas relacionados con el país andino y un total de depósitos equivalente a $us 93,5 millones.

Los datos fueron revelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y citados por la prensa local, pero no han trascendido los nombres de los clientes bolivianos del HSBC.

EL DEBER habló ayer con la responsable del ICIJ, Marina Walker, quien saludó la decisión del Gobierno boliviano de impulsar una normativa para indagar quiénes son los titulares de esas cuentas. “Es el momento adecuado para hacerlo teniendo en cuenta la enorme repercusión que tuvo el caso y así poner un límite a la acción de estas entidades financieras”, afirmó la ejecutiva del consorcio de medios de comunicación a cargo de la investigación del SwissLeaks.

Según Moldiz, podría compatibilizarse la ley de investigación de fortunas nacionales con la legislación internacional, "para que se pueda saber quiénes son los titulares de esas cuentas".

El presidente Evo Morales firmó en 2010 una Ley de Lucha contra la Corrupción, Enriquecimiento Ilícito e Investigación de Fortunas, tarea de la que está a cargo el Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción.

Esa lista fue elaborada con la información de la sucursal en Ginebra del banco británico HSBC que el exinformático de esa entidad Hervé Falciani grabó en un CD y entregó a la Hacienda francesa en 2009. Por el HSBC pasaron más de $us 180.000 millones que pudieron haber servido para el fraude fiscal.