Escucha esta nota aquí

El expresidente Jaime Paz Zamora admitió que conversó con el vicepresidente Álvaro García Linera para decirle que le salvó su vida en abril de 1992, cuando paramilitares de la dictadura militar, que se quedaron y eran empleados del Ministerio del Interior, pretendían matarlo a él, a Felipe “el Mallku” Quispe y otros miembros del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK).

Paz Zamora y García Linera concurrieron el pasado sábado a un acto privado en la casa del senador y delegado del MAS, Milcíades Peñaloza, quien estuvo de cumpleaños.

“Me invitó Milcíades y no sabía de que el vicepresidente iba a estar. Me saludó y aproveché el momento para conversar, donde le dije esta verdad delante de muchas personas que asistieron”, dijo el expresidente en contacto con EL DEBER.

Según Paz Zamora, el periodista Carlos Valverde, que trabajaba en el servicio de inteligencia, fue el que le alertó de las intenciones de los paramilitares del Ministerio del Interior, cuando lo hizo despertar a la una de la madrugada para evitar que se consumara el ataque.

García Linera, el Mallku y los demás integrantes del Ejército Guerrillero Tupac Katari (EGTK) fueron detenidos en la gestión presidencial de Paz Zamora después de provocar acciones directas en el altiplano paceño, donde hicieron caer torres de energía eléctrica.

“Solo hablamos de este hecho en un diálogo amable. Paz Zamora y el MIR salvaron la vida de García Linera porque los paramilitares estaban decididos a aplicarles lo que nos hicieron con nosotros en la dictaduras militares”, aseveró el expresidente.