Escucha esta nota aquí

Gwyneth Paltrow y Brad Falchuk ya son marido y mujer. La estrella de cine y el productor de Hollywood se dieron el 'sí, quiero' el sábado 29 de septiembre en la mansión que posee la actriz en Los Hamptons, en el estado de Nueva York (EEUU). 

Como era de esperar, la confirmación llegó horas después del enlace. Gwyneth Paltrow no tardó en anunciar la buena nueva con una imagen de las manos entrelazadas mostrando sus alianzas de boda. Una publicación en la que sobran las palabras y resume el feliz estado de ánimo de los contrayentes que pusieron el broche de oro a su particular cuento de hadas.

La ceremonia se celebró en la más estricta intimidad en su casa de los Hamptons, tal y como era el deseo de la pareja, un día después de una cena previa organizada por su gran amigo Jerry Seinfield a la que acudieron decenas de amigos cercanos a la pareja. En medio de fuertes medidas de seguridad y rodeados de sus seres más queridos, Gwyneth, de 46 años, y Brad, de 47, se juraron amor eterno en privado ante sus amigos más íntimos: Cameron Díaz, Robert Downey Jr. y el director Steven Spielberg.

Paltrow y Falchuk ya habían celebrado una multitudinaria fiesta en abril para celebrar su compromiso a la que había asistido toda la realeza de Hollywood en un teatro de Los Ángeles (EEUU) y a la que invitaron a más de 400 personas. Ahora el enlace fue mucho más íntimo.

Tanto para la actriz como para el productor y guionista se trata de su segunda boda. Falchuk estuvo casado anteriormente con la productora de televisión Suzanne Bukinik, con la que tiene dos hijos, Isabella y Brody. Por su parte, Paltrow se casó con Chris Martin, y de sus nueve años de unión nacieron sus dos hijos, Apple, de 14 años, y Moses, de 12. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) el