Escucha esta nota aquí

La coalición de derecha sería la vencedora de las elecciones legislativas celebradas ayer en Italia pero sin obtener la mayoría, mientras los indignados del Movimiento 5 Estrellas serían el primer partido en votos, lo que apunta a una situación de ingobernabilidad, con una centro-izquierda derrotada.

Según estimaciones de la televisión pública RAI, la coalición de derecha, encabezada por el magnate y tres veces primer ministro Silvio Berlusconi y su partido Fuerza Italia, aliado entre otros con los xenófobos de la Liga Norte y los neofascistas Hermanos de Italia, lograría cerca del 35,5% en el Senado, porcentaje insuficiente para gobernar.

La formación antisistema del M5E, que se presentó en solitario, se confirmaría como el mayor partido de Italia con cerca del 32% de los votos, según estimaciones.

Otro dato que cambiaría el panorama es que Berlusconi podría perder la hegemonía de la coalición con el 14,5% de los votos, que pasaría con el 15,8% al líder xenófobo de la Liga Norte, Matteo Salvini, quien prometió la expulsión de 600.000 inmigrantes y cerrar las fronteras, lo que pondría a temblar a buena parte de Europa.

 "Para la Liga son resultados históricos. Primero que todo hablaremos con nuestros aliados. Salvini es el verdadero triunfador de estas elecciones", declaró Giancarlo Giorgetti, entre los inspiradores de la transformación de la Liga Norte en una fuerza ultranacionalista y euroescéptica.  

Si se confirman las estimaciones, el escenario político resulta el de un país ingobernable, con dos nuevas fuerzas, muy diferentes, pero que nacieron contra la llamada casta política.

Antisistema

 "Esto es un triunfo, una apoteosis para el M5E, quiere decir que hemos trabajado bien y que todos deben hablar con nosotros y eso es una garantía para los italianos, porque nuestros métodos son transparentes, correctos y creíbles", aseguró un emocionado Alessandro Di Battista, uno de los dirigentes de la formación antisistema.

La controvertida reforma electoral adoptada en octubre, complicó la situación ya que al favorecer las alianzas políticas e intentar penalizar a formaciones independientes como el Movimiento 5 Estrellas, ha causado un gigantesco lío, como tituló un popular diario.

“Cambia todo”, tituló por su parte en su edición el diario Il Fatto Quotidiano, entre las publicaciones más cercanas al movimiento de los indignados italianos.

Cautela con los sondeos  
Todos los líderes han invitado a tomarse con cautela las estimaciones, dado que el margen de error es de aproximadamente del 3 al 4% y debido al complejo sistema de votación, que se aplica por primera vez, por lo que los resultados pueden revertirse.

La ley electoral combina el sistema proporcional con el mayoritario y aún no se conoce la composición de las dos cámaras del Parlamento, que en Italia tienen el mismo poder.

Según los expertos, el umbral para obtener la mayoría de los escaños es del 40 al 45%.  
Por lo tanto, aún es demasiado pronto para saber si la derecha no cuenta con la mayoría suficiente.  

Berlusconi, el político ‘resucitado’
Silvio Berlusconi, una de las figuras más controvertidas y a la vez populares de Italia, protagonista de innumerables escándalos sexuales, judiciales y políticos, regresa a los 81 años al ruedo de la política como el gran ‘resucitado’, para dar nueva vida a la derecha italiana.
"Tiene más vidas que un gato", reconoció Matteo Renzi, su principal rival en esta campaña política.
El multimillonario político, que forjó su fortuna de la nada llegando a ser una de las mayores de Europa, reapareció con un rostro acartonado tras someterse a varias operaciones de cirugía plástica, el pelo teñido y varios liftings y retoques.
El ex Cavaliere dejó atrás los escándalos judiciales y sexuales que protagonizó desde que llegó a ser primer ministro en 1994 y se presenta ahora como un padre de la patria, sabio y bueno, con experiencia para guiar desde "la sombra" al país. Desde la sombra porque la Corte de Justicia Europea lo inhabilitó para ejercer cargos políticos y el Senado italiano lo expulsó en 2013.