El juez de Montero, Víctor Hugo Rojas, declaró procedente el amparo constitucional que el alcalde Portachuelo, Juan Carlos Borja, había interpuesto con el fin de lograr la habilitación de su firma y así poder descongelar las cuentas del municipio de Portachuelo que estaba en crisis desde hace cinco meses.

Una demanda interpuesta en contra del edil por supuesta falsificación de su libreta de servicio militar había impedido que el Ministerio de Autonomías permita que movilice las cuentas municipales, situación que llevó al corte de los servicios como: recojo de basura, luz eléctrica, vencimiento de pagos de alquiler, pago de salarios municipales y el eventual cierre del hospital.

Borja dijo al diario EL DEBER que el fallo de la justicia le permite iniciar acciones penales y civiles en contra de los que propiciaron el congelamiento de cuentas y que con ello afectaron a los 17.000 habitantes de Portachuelo. Sin embargo, precisó que esta situación será analizada junto a su equipo jurídico.

A la vez, señaló que lo primero que hará tras habilitar su firma es cancelar las facturas de luz, agua, alquileres, salarios y normalizar la atención en el hospital municipal.