Escucha esta nota aquí

Sin precisar nombres ni lugares, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, reveló ayer que en los cuatro meses que está en el cargo (juró el 1 de abril de 2015) ya se presentaron tres casos de muertes de conscriptos en los cuarteles producto de los ejercicios que realizan los muchachos que están ‘bajo bandera’.

La revelación se produjo cuando el ministro Ferreira se refirió a la muerte de un joven premilitar el 6 de agosto y que supuestamente fue trasladado a Trinidad sin los cuidados sanitarios respectivos, lo que ocasionó el fallecimiento del joven.

“Ocurre que hay varios casos, solo en mi gestión, en tres o cuatro meses, ya se ha producido la muerte de tres conscriptos en pleno trote. Los muchachos son trasladados de una zona a otra y muchas veces hay soldados de una región que los llevan a otra y no tienen resistencia ni están habituados al hábitat. Ocurre que a veces vienen con graves problemas de salud, como la tuberculosis”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Pese al informe del ministro, en el Comando General de las FFAA no facilitaron los detalles de esas muertes, argumentando que el informe no le corresponde a esta entidad.

Ferreira afirmó que se trata del primer caso de un premilitar fallecido, ya que los otros son de conscriptos que podían tener el mal de chagas, “ahí fácilmente, en pleno ejercicio, en trote pueden fallecer”.

La reacción
Después de esta cuarta muerte en los cuarteles, la autoridad dijo que se tomarán dos medidas preliminares: en primer, lugar, modificarán el reglamento en el tema de transporte para que un conscripto no sea trasladado a una región ajena a la suya o ver la forma de regular ese traslado de tropa. La segunda tarea es la rigurosidad en los exámenes médicos, porque cuando el joven ingresa al cuartel el Estado asume la responsabilidad de su salud “y van a creer que estamos matando gente y no es así”.

Los antecedentes

El ministro convocó ayer a una reunión con los familiares de Alejandro Canepa, de 17 años, el premilitar que fue al acto del 6 de agosto a Trinidad y encontró la muerte.

Según la autoridad, se requiere el informe oficial de las causas del deceso para establecer responsabilidades y se prevé el resarcimiento a la familia.

La muerte de este joven se suma a la de otros tres que informó el titular del Ministerio de Defensa; a otros cuatro casos que se presentaron en 2014 y a una veintena de muertes que se produjeron en los cuarteles desde 2010 y que merecieron la atención del defensor del pueblo