Escucha esta nota aquí

Los líderes cívicos de Potosí decidieron suspender la huelga que cumplían desde el pasado 6 de julio y declararon "persona non grata" al vicepresidente del país, Álvaro García Linera, y a los ministros del Gobierno al considerar que no aportaron soluciones al conflicto.

La suspensión de la huelga fue definida la noche del sábado en una reunión de las instituciones y sindicatos que integran el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que encabezó las protestas potosinas, explicó el dirigente René Cruz.

Según Cruz, se trata de una pausa momentánea porque los potosinos permanecerán en "emergencia" y "constante vigilia" y reactivarán sus protestas en el "momento oportuno".

En la reunión también se decidió declarar "personas non gratas" a García Linera, a los ministros del presidente Evo Morales y a los legisladores potosinos "por no dar una respuesta y por no viabilizar que haya una solución inmediata al departamento de Potosí

Lee más: Declaran cuarto intermedio en Potosí y habrá cabildo
?
Según Cruz, si bien no obtuvieron "una respuesta favorable de parte del Gobierno central", los potosinos se sienten "victoriosos" porque lograron "la unidad de todo el departamento de Potosí" y consiguieron "desenmascarar al Gobierno de Evo Morales" que, según dijo, "no tiene propuestas objetivas" para la región.

En la reunión de Comcipo también se definió una marcha de protesta este jueves 6 de agosto, cuando Bolivia recordará 190 años de su fundación, y la convocatoria a un cabildo departamental para definir nuevas acciones.

Además, los líderes potosinos ratificaron el pedido de renuncia del gobernador del departamento, Juan Carlos Cejas, y del alcalde de la capital potosina, William Cervantes, ambos del partido de Morales y elegidos en las urnas en marzo pasado.

Las 12 horas de tregua

La huelga y los bloqueos de carreteras registrados desde el 6 de julio en Potosí para exigir atención a 26 demandas de desarrollo regional tuvieron el viernes una pausa de doce horas para que los habitantes de esa ciudad andina puedan abastecerse de alimentos y retiren dinero de los bancos.

También se permitió el paso de centenares de autobuses y camiones que estuvieron parados durante 26 días en la ciudad, aunque el sábado se volvieron a activar la huelga y los cortes de rutas, a la espera de las definiciones de la reunión de Comcipo.