Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales participó este domingo, junto a la "Illa del Ekeko", en el ritual por la festividad del Solsticio de Verano que se desarrolló en la Isla del Sol, en el municipio de Copacabana, a 155 kilómetros de la ciudad de La Paz.

En el ritual ancestral, el Mandatario pidió la unidad de los bolivianos, abundancia y fuerzas para seguir gobernando el país, en armonía con la Pachamama (Madre Tierra).

"He pensado en tres cosas, unidad primero, segundo abundancia y tercero que nos de fuerzas. La Pachamama siempre nos acompañará, somos parte de esta tierra, la tierra es nuestra vida", remarcó.

Morales destacó la llegada de la "Illa del Ekeko" hasta la Isla del Sol y agregó que aún existe un largo tramo por recorrer en busca de recuperar más piezas arqueológicas bolivianas, dispersadas en varios países del mundo.

Actualmente, precisó que la Cancillería tiene información de al menos 40.000 piezas arqueológicas, similares a la "Illa del Ekeko", se encuentran en el exterior y que deben regresar a territorio boliviano.

"Tenemos una larga tarea para seguir recuperando y que vuelvan a su tierra nuestros bienes y nuestro patrimonio", dijo.