Escucha esta nota aquí

En medio de reuniones de coordinación y rumores de un motín carcelario, ayer se conoció que 34 de los cerca de 60 niños que viven en el penal de Palmasola junto a sus padres en el PC-4, conocido también como régimen abierto, dejaron el reclusorio en cumplimiento a la disposición asumida el miércoles por las juezas de la Niñez y Adolescencia y por la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario. 

El director departamental de Régimen Penitenciario, Iver Melgarejo, explicó que luego de las disposiciones asumidas en torno a la presencia de niños en la cárcel, el miércoles los padres de familia de 20 niños tomaron la determinación de retirarlos de Palmasola y detalló que a otros cuatro menores se les prohibió el ingreso al centro, luego de que salieran para asistir a sus centros educativos.

“Los informes del área social indicaron que había alrededor de 60 menores viviendo con sus padres en la cárcel”, afirmó Melgarejo, poniendo cierta certeza a las cifras que hasta el miércoles hablaban de entre 30 y más de 70 niños viviendo en el penal.

Ante la posibilidad de que los niños no cuenten con algún familiar con quien quedarse, se tiene prevista la participación de la Gobernación, a través de sus programas de políticas sociales, para analizar su ingreso a uno de los hogares que administran. Si la resistencia es de los padres, se convocará a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia para que verifique qué acciones tomar en esos casos específicos.

Al final del día, Víctor Hugo Escobar Orellana, el representante de los internos del penal, dijo que están de acuerdo con la salida de los menores de la cárcel y precisó que ayer se fueron 10 menores más, además de los 24 que Melgarejo indicó. 

“Este no es un lugar para los niños, ellos necesitan un ambiente muy diferente”, reconoció Escobar y dijo que la salida de los demás menores será paulatina.

El gobernador del penal, Jorge Campos, dijo que los policías que hacen la custodia y los controles en los accesos al penal, tienen la orden de no permitir que menores de edad pasen a Palmasola. “Vamos a hacer cumplir al pie de la letra la norma que prohíbe el ingreso de los menores”, afirmó.

Un área especial
El director departamental de Régimen Penitenciario dijo que las visitas de los menores a sus padres ya no serán más en los pabellones del PC-4, de ahora en más la cancha polifuncional del recinto será el espacio para el encuentro entre padres e hijos.

Melgarejo señaló que se optó por este lugar en acuerdo con los reclusos y añadió que será custodiado por los policías los días de visita, vale decir jueves, sábados, domingos y feriados. 

Un nuevo espacio debe comenzar a ser edificado.

Más detalles del caso

Amenazas y conflicto
La tarea de verificación de los internos en el área de régimen abierto que la Policía realiza a diario, llamando la lista de los detenidos, no se pudo realizar ayer por la mañana porque los internos indicaban que estaban reunidos analizando las disposiciones recientes. Por esta razón se ordenó prohibir el ingreso a las visitas, lo que generó tensión y protestas de los familiares de los reos. Pasado el mediodía todo volvió a la normalidad.

Un espacio especial
El área donde los padres podrán reunirse con sus hijos durante los días de visita, está pensada como un parque, donde se coloquen juegos y bancas para conversar. El costo de la obra será cubierto por Régimen Penitenciario.

La reacción al abuso
Víctor Hugo Escobar Orellana, regente de los reclusos del régimen abierto, dijo que les hizo daño el caso de abuso sexual, que volvió a visibilizar el ingreso de menores al penal. El hombre, que cumple condena por un asesinato, dijo que ese hecho fue descubierto por ellos y calificó como cómplice al reo que aún está aislado en Palmasola y que se vio involucrado en los vejámenes a la menor.

Tags