Una vestimenta caracterizada por "vivos e imágenes significativas" de las culturas inca, aymara y quechua, será la que usará el presidente Evo Morales en las cinco ceremonias rituales, este 21 de enero en Tihuanaco y que precederán a la posesión del mandatario para su tercera gestión presidencial.

El traje fue presentado este lunes en La Paz por el antropólogo Jorge Miranda Luizaga. 

"Es una ropa ceremonial de muy larga data de Tiahuanaco, el Ch"uku, que es la gorra de cuatro puntas, que son las antenas para traer la buena energía del cosmos", precisó.

El traje ceremonial tiene un báculo o cetro, como símbolo de autoridad en ejercicio, que tiene el significado de unir a la autoridad terrenal con la espiritual.

Morales usará también el Unku, que es un traje ceremonial tejido de vicuña, con franjas laterales y pechera de oro, cerca del corazón, que en la cultura inca sirve para que la autoridad ejerza su mando con la protección de sus ancestros y con una visión de ecuanimidad.

"En la parte del corazón tenemos una pechera, que es una aleación entre oro y plata, para atraer las energías que se requieren para combinar el pensamiento andino antes de hablar, que significa que consulta al corazón, piensa con el cerebro y habla", explicó el antropólogo Miranda.

Cinco ceremonias rituales

El viceministro de Descolonización, Cancio Mamani, informó este lunes que el presidente Evo Morales participará en cinco ceremonias rituales en Tiahuanaco en las que se pedirá salud y sabiduría para la gestión gubernamental 2015-2020.

"Desde el Viceministerio de Descolonización hemos coordinado la organización de cinco ceremonias rituales, dos en el museo Lítico, uno en Akapana, una ceremonia en el templo Kalasasaya y finalmente en la escalinata del templo de Kalasasaya", explicó a los periodistas.

Detalló que la primera ceremonia, que se realizará en el museo Lítico, es un ritual que limpia, que tiene el objetivo de proteger al presidente y al Gobierno de las malas energías espirituales, portadoras de desequilibrio en todas las dimensiones.

El segundo, programado cerca al monolito "Pachamama", será un ritual donde se colocará a Morales el traje ceremonial.

Luego realizará una caminata hacia la Pirámide de Akapana, donde mediante "saumerios", los yatiris (médicos y curanderos de la comunidad en la cultura aymara) pedirán sabiduría y salud para el jefe de Estado y para el pueblo boliviano.

Luego el primer mandatario, acompañado de amautas (sabios en la cultura inca) se dirigirá hacia el templo de Kalasasaya, donde se realizará una ofrenda de cuatro mesas a la Pachamama "para recibir energías cósmicas de los cuatro suyus del planeta tierra".

Para finalizar, el presidente Morales pasará por la puerta del templo de Kalasasaya y se detendrá en la mitad de las gradas, donde un grupo de amautas le entregarán el Tupa o Tupay: las buenas energías de las personas.

Después de los cinco rituales, Morales ofrecerá un mensaje a la nación.

Participarán amautas de tres países 

La autoridad agregó que amautas, de al menos tres países, acompañarán a los amautas bolivianos que se encargarán de realizar la ceremonia ancestral.

"Estamos coordinando con los amautas nacionales; del altiplano, de los valles, de la Amazonía y del Chaco y también vienen del gran Abya Yala, nos han asegurado de Panamá, Colombia y de Norteamérica", explicó el viceministro de Descolonización.

300 líderes de organizaciones sociales invitados

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Rodolfo Machaca, aseguró el lunes que 300 dirigentes de organizaciones sociales internacionales asistirán al acto en Tihuanaco.

"Nos van a acompañar en este ritual ceremonial el 21 de enero por la mañana y en la tarde participarán del Festival de Danzas Autóctonas que será en Tiahuanaco", sostuvo.

Machaca anunció que hasta el lunes 19 de enero confirmaron su asistencia 100 delegados de Ecuador, 100 de Argentina y 40 de Chile.

Asimismo indicó que se prevé que 15.000 a 20.000 personas participen en la ceremonia, y también el 22, cuando Morales asuma su nuevo mandato.