Escucha esta nota aquí

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) llamó este lunes al gobierno nacional y la Central Obrera Boliviana (COB) en las negociaciones que están llevando a cabo respecto al pliego petitorio y el incremento salarial, a tener extrema prudencia a la hora de tomar decisiones que puedan afectar la economía nacional y la de las empresas.

La COB y el presidente Evo Morales tiene previsto reunirse este martes en Palacio de Gobierno para definir el incremento salarial 2016.

“Entendemos que, estas negociaciones y sus resultados, deben necesariamente proteger el patrimonio de todos los bolivianos representado por la estabilidad económica conseguida en estos últimos diez años de gestión gubernamental; un crecimiento económico sostenido con baja inflación; la reducción progresiva de los índices de la pobreza, entre tantos otros temas importantes”, expresa el comunicado leído por el presidente de la CEPB, Ronald Nostas.

Considera que, en la actual coyuntura, no pueden prescindir de una evaluación del contexto externo que, en la actualidad, está fuertemente determinado por la caída sustancial de los precios de los bienes que exportamos, lo mismo que, el impacto en nuestras operaciones comerciales, de las políticas de devaluación asumidas por los países vecinos y de la región.

El sector expresa que, los resultados de estas negociaciones, deben evitar tener efecto en la posible caída de la demanda del mercado interno, lo mismo que, en la creciente, progresiva y sostenida disminución de las capacidades del aparato productivo boliviano.

Nostas remarcó que desde el órgano representativo de las empresas en Bolivia, advierten a las partes que, cualquier definición numérica y porcentual del incremento salarial, debe tomar en cuenta las preocupaciones y declaraciones empresariales a nivel sectorial y regional sobre las posibilidades de las empresas, las que se encuentran al límite de sus capacidades.

"Por ello pedimos la máxima prudencia y cautela a este respecto. No arriesguemos la base productiva del país, generadora de fuentes de empleo digno y formal”, señala el documentol. 

En consecuencia, según Nostas, se insta a las partes intervinientes (COB-Gobierno) a conducir el proceso de negociación con la máxima prudencia.

La dirigencia de la COB, que mañana se reunirá con el presidente Evo Morales y su equipo de ministros, reiteró que pretende conseguir un aumento salarial, del haber básico, del 8,5%.