Escucha esta nota aquí

Ayer cerca de las 11:00 el corazón de Valeria B.V. (16) dejó de latir. Batalló durante tres días y algunas horas en la sala de terapia intensiva de la clínica Kamiya contra un diagnóstico de fractura craneal que le provocó un derrame cerebral.

La muerte de la adolescente consternó a sus familiares y a sus compañeros de colegio - cursaba el quinto de secundaria- que, en medio de relámpagos, lágrimas y lluvias, dieron el último adiós a la muchacha.
Linda Gonzales, amiga de los familiares de Valeria, fue designada para hablar con la prensa. Gonzales confirmó el deceso y aclaró que el vehículo en el que iba Valeria B.V. no era de propiedad de su familia, y que tampoco manejaba el motorizado en el momento del accidente, el 1 de abril.

Agradeció a nombre de la familia el apoyo físico y espiritual que realizaron centenares de personas y, a manera de lección aprendida con lágrimas dijo que de la muerte de Valeria sale una “cruzada de conciencia para que los padres puedan cuidar y aconsejar a sus hijos para evitar accidentes similares”.

Sobre el mismo tema, el sociólogo Rafael López se comunicó con EL?DEBER y como padre de una menor de edad lamentó el deceso de Valeria y comentó que, con el apoyo de profesionales, presentará en las próximas semanas una propuesta de modificación al Código de Tránsito y a la ley de Seguridad Ciudadana para que las autoridades sancionen a los padres que den un vehículo a menores de 18 años.
López, además, instó a las autoridades a que sancionen la venta de licencias de conducir a menores de edad y que realicen una depuración para eliminar las existentes.

La investigación
Sobre las investigaciones del caso, Francisca Rivera, fiscal de materia asignada al caso, dijo que con el deceso de Valeria ampliarán la imputación en contra de D.A.R.J. (17 años), el muchacho que conducía el motorizado donde iba Valeria y otras adolescentes. Al delito de lesiones graves y gravísimas, sumará el de homicidio.

Rivera aseveró que, de acuerdo con el Código Niño, Niña Adolescente, el joven, que está con detención preventiva en el centro de rehabilitación Fortaleza, tiene la designación jurídica de infractor, pero cuando cumpla 18 años pasará a cumplir su pena en un centro de rehabilitación para menores. Además de Valeria, dos adolescentes víctima del accidente se recuperan en la clínica Kamiya y otras dos en la Foianini. Según Hugo Cuéllar, médico forense, la salud de las que están en la Kamiya evoluciona favorablemente. En el caso de las que están en la Foianini, se supo que una de las lesionadas es prima de Valeria y que tiene una complicación en los miembros inferiores