Escucha esta nota aquí

Cientos de conductores salieron a bloquear las principales calles de la ciudad de El Alto, mientras que en La Paz la medida de presión de 48 horas se aplica a medias. Los transportistas protestan contra los buses Sariri, Puma Katari, el Teleférico y las tarifas.

La terminal de buses de la sede de Gobierno decidió suspender la salida de buses de transporte interdepartamental, mientras que vías principales como la autopista, la plaza Uyuni (Miraflores) y otras, permanecen bajo el resguardo policial para evitar bloqueos. 

"Los paros son escalonados y de no tener respuestas quizá la medida sea nacional. La protesta es por las tarifas de los buses Sariri, sus rutas y también exigimos una nivelación de nuestras tarifas y el orto tema es el Teleférico", señaló a EL DEBER el máximo ejecutivo de los choferes, Ismael Fernández. 

Mientras que el Servicio Departamental de Educación (Seduca) definió dar tolerancia de una hora a profesores y estudiantes durante la jornada, pese a que algunas unidades educativas determinaron suspender sus actividades.  

Además, reportes indican que las tres líneas de Teleféricos se encuentran abarrotadas de personas que tienen la necesidad de ira a sus trabajos, debido a que los taxisttas llegan a triplicar sus tarifas para aprovechar la medida de presión.