Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales resumió su participación en la conferencia del clima de París, Francia (COP21) y lamentó que todavía se mantenga en el mundo la lógica del chantaje a los países pequeños. Anticipó que idea una estrategia geopolítica para proyectar al mundo la ideología de su Gobierno. 

"Estoy pensando en acompañar a nuestra ideología con una geopolítica, no para dominación del mundo sino para la liberación de nuestros pueblos. Ni se imaginan, y muchos que esperan algo de Bolivia y mi gran debilidad, es no hablar inglés, no se si se pueda aprender, no hay tiempo, pero quisiera comunicarme con los habitantes del mundo", dijo el primer mandatario. 

Conoce más: Evo pide terminar con el capitalismo en el mundo

Reiteró que "el capitalismo es el peor enemigo de la humanidad, el capitalismo es el peor enemigo de la Madre Tierra y por eso, como Bolivia, tenemos una firme posición, que no aceptamos oligarquías, y tampoco anarquías económicas".

"Hay un condicionamiento en la parte ideológica, ya lo sentí en la Cumbre del G77 en Bolivia, internamente felicitaban, acordaban, pero no expresaban lo que pensaban sobre el capitalismo. Hay un chantaje como el que había en Bolivia, de empresas que condicionan algún tipo de cooperación", agregó.

Lee también: ¿Qué propone Bolivia en la Cumbre sobre Clima?

El primer mandatario resaltó que "Bolivia tiene su propia política a nivel internacional, conocida y respetada, si bien tenemos problemas con la administración norteamericana, tenemos buenas relaciones con Rusia, excelentes relaciones con China y ahora estamos comenzando con Europa.   

Morales explicó que "nosotros dejamos un manifiesto en la Cumbre y hablé con los presidentes sobre el Tribunal de Justicia Climática, pero cuando hablé con sus equipos técnicos, no aceptan", sobre una de las propuestas que llevó el país a París.