Escucha esta nota aquí

Ecologistas de la organización Sea Shepherd intentaron detener otra grindadráp, el sangriento método para cazar ballenas que ya es tradicional en las Islas Feroe.

Esta práctica se la inicia con el acoso a los cetáceos de lanchas y botes pesqueros en alta mar que van formando callejones en el agua empujando a las ballenas hasta la playa. Allí esperan decenas de personas que, con cuchillos en mano, se abalanzan a los calderones para quitarles la vida

Esta ONG denunció que fueron cerca de 250 calderones (o ballenas piloto) que fueron apuñalados a muerte en dos grind distintas el 23 de julio en las playas de Bøur and Tórshavn.
,

Activistas difundieron las imágenes de la cacería realizada hace un par de días en Islas Feroe