Escucha esta nota aquí

Un hospital geriátrico, la consolidación de la Defensoría del Adulto Mayor, control social para velar por los derechos de los ancianos y la construcción de un albergue, son los cuatro pedidos que miembros de la tercera edad realizaron este martes al realizar una marcha de protesta.

En tres columnas de casi una cuadra de largo, decenas de abuelitos se concentraron en el Parque Urbano y desde allí caminaron primero a la Plaza 24 de Septiembre, y luego hasta el Conejo municipal.

"Nuestros hermanos han querido sacrificarse en esta movilización. Somos 93.000 adultos mayores en el departamento. Queremos que nuestras autoridades nos convoquen para conversar sobre nuestros problemas", dijo Guillermo Noza, dirigente de esta Federación del Adulto Mayor, organización que aglutina a 80 asociaciones.

Noza agregó que si bien hay un hospital municipal de segundo nivel como El Bajío para el adulto mayor, este centro no cuenta con las condiciones necesarias para dar asistencia suficiente a los pacientes mayores.