Escucha esta nota aquí

Cuando los usuarios de las telefónicas impulsaron a mediados de 2013 la portabilidad numérica, es decir, la posibilidad de cambiar de operadora sin perder el número, imaginaron un escenario de competitividad que destape nuevos planes de servicio, mejora de la calidad y herramientas de fidelización para conservar al cliente, lo que a poco de cumplirse el primer mes de aplicación, aseguran, todavía no ocurrió.

Más aún, de rebaja en las tarifas, no se habla; con excepción de Entel, que en respuesta a un cuestionario enviado por EL DEBER, asegura que se fijan “en función del costo de cada empresa” (antenas, repetidoras, internet) y no del mercado. Mientras, Viva y Tigo, destacaron que ya ofrecen nuevas promociones, y que trabajan en mejorar la experiencia del uso del servicio.

En 2017, los ingresos de telecomunicaciones ascendieron a Bs 13.482 millones, un 2,9% más que en 2016. Este sector registra un crecimiento sostenido desde 2005, cuando llegó a Bs 4.097 millones (ver info), según datos de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transporte (ATT).

El ciberactivista Mario Durán Chuquimia, uno de los impulsores de la reglamentación de este servicio, contemplado en la ley de Telecomunicaciones, de 2011, consideró que las empresas no gestionan ofertas que promuevan la migración, sino que optaron por el reciclaje (doble carga, bonos por antigüedad y otras), por lo que “es poco probable” que dichas empresas generen un mercado de competencia que beneficie a los usuarios.

 

Infografía: EL DEBER

Las promociones

El gerente general de Viva, Juan Pablo Calvo, consideró que la portabilidad numérica ofrece una oportunidad para que el usuario evalúe los atributos de su operadora y pueda decidir sobre permanecer o portar su número a otro operador móvil. En promociones, mencionó la doble carga, bolsas diarias con más megas, Whatsapp ilimitado y planes pospago con megas adicionales.

En la difusión, destacó la participación del cantante brasileño Nego do Borel, quien se sumó a la idea que ha tenido buena acogida por el público.

La gerenta de Marca y Comunicación Institucional de Tigo, María Laura Mendoza, indicó que a los clientes que cambien a esta empresa, les dan la ‘megabienvenida’ con un chip de 1.000 megas (MB) de regalo.

Destacó también que la telefónica ofrece un plan integral de servicios de internet fijo ilimitado, televisión en HD, datos para línea móvil, minutos de voz, lla - madas ilimitadas a números favoritos, y contenido exclusivo en el canal Tigo Sports.

Balance de migración

El gerente de Entel, Óscar Coca, informó que de acuerdo a datos de la empresa, por cada 100 usuarios que migran, 82 llegan a esta empresa, a la vez que mencionó que no tuvieron dificultad en la aplicación de este sistema.

En Tigo manejan otras cifras, estiman que concentran un 40% de las migraciones de usuarios, mientras que en Viva dejan la difusión de datos al ente regulador.

Consultados al respecto, en la ATT adelantaron que harán un balance de la portabilidad una vez que se cumpla el mes, pero que no difundirán cifras.

Para el ciberactivista Luis Rejas Alurralde, la portabilidad llega “tarde y mal”, con relación a otros países, en un contexto en que las líneas telefónicas se usan más para el acceso a internet, que para las llamadas y observó que la ATT pone ‘trabas’ a la hora de viabilizar iniciativas promocionales.

Para estos usuarios, para lograr más competitividad se requiere abrir el mercado a nuevos operadores, cooperativas e incluso pequeñas y medianas empresas.

El análisis

Para el consultor en marketing digital, Mariano Cabrera, la portabilidad responde a un cambio del modelo a escala global, pero que toma tiempo de asimilar. Los medios de comunicación apoyaron, pero las telefónicas no encararon campañas agresivas para esto, más por miedo a perder que a ganar nuevos usuarios.

"Hay que preguntarse si eso buscan a mediano plazo, porque atraer más clientes puede significar ampliar la infraestructura; por ejemplo, hay potenciales clientes en el área rural, pero eso representa una inversión en infraestructura, que puede que no se compense por la cantidad", indicó.

En cuanto a reducir las tarifas, explicó que se tendría que hablar también de reducir los costos operativos de las empresas.