Escucha esta nota aquí

Al menos 40 arrestados fue el saldo de los enfrentamientos entre policías y estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de Cochabamba, informó este jueves el dirigente estudiantil Alejandro Mostajo.

"Aproximadamente tenemos unos 40 compañeros arrestados. Algunos están todavía en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales y a otros los llevaron a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen", dijo Mostajo.

Los conflictos se registraron en medio de un paro indefinido de estudiantes de la UMSS que exigen que el Consejo Universitario anule una resolución que aprobó el 7 de abril para que 1.200 docentes extraordinarios pasen a la categoría de titulares sin examen de competencia.

El comandante del Grupo Delta, Gilmar Quilla, dijo que los enfrentamientos se registraron en inmediaciones del Rectorado de la UMSS, cuando unos 150 universitarios marcharon al lugar e intentaron ocuparlo y cerrar sus puertas con cadenas y candados.

Aseguró que los estudiantes se presentaron de manera violenta y no quisieron dialogar, por lo que un contingente policial usó gases lacrimógenos para dispersarlos.

"Ellos, en cierto momento, incluso nos trataron de avasallar lanzándonos piedras de considerable tamaño. Hasta rompieron varios de nuestros escudos de policarbonato", manifestó Quilla.

Los enfrentamientos se extendieron por la avenida Ballivián y las calles 25 de Mayo y San Martín e incluso una anciana de 70 años fue atropellada por una motocicleta en medio del conflicto.

El rector de la UMSS, Waldo Jiménez, lamentó lo sucedido y exhortó a los estudiantes a que presenten al Consejo Universitario un pedido de revisión de la resolución para la titularización de docentes si quieren conseguir su anulación.

"El Consejo ha dispuesto algo en el marco de su estatuto y quien quiera solicitar la revisión de esta medida tiene que recurrir al Consejo, pero hasta el momento no llegó una solicitud de esta magnitud", acotó.

Los trabajadores administrativos de la UMSS, por su parte, decretaron un paro de 24 horas y los docentes un cese de actividades indefinido porque los universitarios tomaron los predios de la casa de estudios superiores y los mantienen cerrados.