Escucha esta nota aquí

Fernando Roca Suárez y Diego García Borda son amigos y tienen muchas cosas en común, pero lo que más los une es el color de la camiseta de Oriente Petrolero. El lunes acordaron juntarse en la empresa Sofía porque ahí iban a presentar al delantero paraguayo Pablo Zeballos como refuerzo del equipo albiverde, en realidad alguien de la casa que está de vuelta. Al final del acto, ambos se acercaron al jugador, lo saludaron y de ahí salió esta foto. Mejor recuerdo, imposible, con alguien que despierta la ilusión de los hinchas de este equipo sediento de alegrías.