La revista satírica francesa Charlie Hebdo, convertida en emblema de la libertad de expresión, lanzará un "número superviviente" de un millón de ejemplares, gracias al apoyo recibido, al que se ha sumado una inesperada ayuda pública de un millón de euros.

"Charlie Hebdo saldrá el próximo miércoles con una edición de un millón de ejemplares" frente a los 60.000 habituales, anunció el abogado Richard Malka, tras reunirse con el equipo restante de la revista. Será un número limitado a ocho páginas en lugar de las 16 habituales.

"Vamos a intentar hacer un pequeño diario la semana que viene. Vamos a hacer algo, es importante", declaró Laurent Léger, reportero de la revista que escapó a la masacre, en la radio France Info.

"No quiero un número de necrología, quiero que hagamos un número para lanzar un desafío de existir, un desafío de decir las cosas, de seguir luchando contra las tonterías, contra la estupidez humana, contra el oscurantismo, contra todos los fundamentalismos", afirmó.

"Vamos a seguir, decidimos volver a salir. Estamos todos de acuerdo", dijo Patrick Pelloux, otro de los cronistas supervivientes, que es además médico. "Lo vamos a hacer en casa, nos las vamos a arreglar", agregó, precisando que actualmente no tenían acceso a la sede de Charlie Hebdo a causa de la investigación.