Escucha esta nota aquí

Con el objetivo de restablecer la armonía en la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), basado en el estatuto vigente y viendo que feneció el mandato del directorio actual, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a través de un comunicado, instruye al presidente del Tribunal de Justicia Deportiva, Juan Carlos Peña, asumir de forma inmediata la dirección de la institución.

Mi vocación de servicio al fútbol me motiva, pero me gustaría asumir en paz, sin problemas. Si ellos (dirigentes actuales) son coherentes, yo estimo que se van a comunicar conmigo para que se pueda dar una transición como tiene que ser”, manifestó Peña, abogado de profesión, de 54 años, simpatizante de Destroyers y actual presidente del TJD.

El comunicado tiene la firma de Carlos Ribera Vaca, presidente de la FBF, que lleva por referencia el periodo de funciones y traspaso del órgano ejecutor dirigido además de Peña, a la Asociación Cruceña de Fútbol.

El comunicado pone énfasis en que, de acuerdo al artículo 42 de la Ley Nacional del Deporte, prescribe que los dirigentes deportivos ejercerán el cargo para el que fueron electos por un periodo no mayor a los cuatro años, lo que significa que la señora Lily Rocabado, presidenta interina, Noel Montaño, secretario general, y el resto de los ejecutivos perdieron autoridad.

En la misma se explica que en coherencia jurídica con lo anterior, el art. 63 del indicado cuerpo establece que el presidente del Tribunal de Justicia Deportiva, en este caso Juan Carlos Peña, es quien debe tomar la dirección de la ACF, en caso de que los miembros del comité ejecutivo estén impedidos o inhabilitados, como en este caso, al haber superado el periodo de cuatro años de gestión, acto que implica la prórroga ilegal de sus funciones, señala el documento.