Escucha esta nota aquí

17/04/2015

La Iglesia católica y el Gobierno confirmaron ayer, oficialmente, que el papa Francisco visitará Bolivia del 8 al 10 de julio, y que Santa Cruz y La Paz serán las únicas regiones del país en las que estará el pontífice. Para las celebraciones principales se espera la participación de más de un millón de personas.

Con aplausos fue recibido el anuncio oficial de la visita del papa a Bolivia, cuando el presidente Evo Morales terminó de leer el comunicado emitido por el Vaticano, en la casa Clemente Maurer, donde se realiza la 99 Asamblea de Obispos del país. El santo padre estará en Bolivia del 8 al 10 de julio, tras visitar Ecuador. Posteriormente estará Paraguay, del 10 al 12 del mismo mes.

De hecho, el nuncio apostólico de la Santa Sede, Giambattista Diquattro, enfatizó que a pesar de que es su segundo viaje a América Latina, es el primero que el papa Francisco ha organizado personalmente y entre los tres primeros países elegidos por él está Bolivia. Aclaró que su visita a Río de Janeiro en 2013, fue un compromiso que ya había asumido su antecesor, el papa Benedicto XVI.

Aunque no se han oficializado detalles del programa, el presidente de la Conferencia Episcolpa de Bolivia (CEB), monseñor Óscar Aparicio, adelantó que las celebraciones principales se realizarán en Santa Cruz, donde también será la misa central.

“Esperamos con una generosa y multitudinaria participación (la visita), el pueblo boliviano sabrá acoger a aquel que viene en el nombre del Señor en los distintos encuentros desde el momento de su llegada a la ciudad de El Alto, en su parada en La Paz y en las principales celebraciones previstas en Santa Cruz”, dijo Aparicio.

Se espera la asistencia de más de un millón de personas a la misa multitudinaria que se prevé será eal pie del monumento a Cristo. Durante la visita papal, se prevé la llegada de miles de turistas nacionales y extranjeros, especialmente de Brasil, Argentina y Perú.

El propio presidente Morales, que acudió a la cita a invitación de la Iglesia, expresó su deseo de una asistencia masiva. “Cuán importante será la participación del pueblo, de los católicos y de los no católicos, porque cuando se trata de la fe religiosa nos olvidamos de nuestras diferencias ideológicas, hasta nos olvidamos de nuestra pobreza y de nuestra riqueza, porque se trata de la fe religiosa (...) Nuestra obligación es organizarnos y movilizarnos para preparar lo mejor para el papa”, dijo Morales.

Monseñor Óscar Aparicio destacó que, pese a su delicado estado de salud, el presidente haya acudido a la invitación de la Iglesia católica.

Estará con el cardenal
El presidente de la CEB, monseñor Aparicio, confirmó que el cardenal Julio Terrazas, hoy internado por problemas de salud, estará junto al papa Francisco. “El mismo papa lo ha expresado en varias ocasiones”, dijo, confirmando que los obispos están orando para que el líder de la Iglesia se recupere pronto. Extraoficialmente se conoce que el papa podrá pecnoctar en la casa del cardenal