Escucha esta nota aquí

Refuta su análisis. El vicepresidente Álvaro García Linera considera que el expresidente y candidato del FRI, Carlos de Mesa, tiene una mirada parvularia y aristocrática, tras afirmar que se aproxima una crisis de Estado en Bolivia por el intento de validar la repostulación de Evo Morales.

"Si el Estado es una persona, si el Estado o la historia del Estado es un recuento de presidente, esa conclusión es fácil, pero es una mirada infantil, parvularia de las cosas y en cierta medida aristocrática, casi monárquica", afirmó la segunda autoridad nacional.

Ayer el historiador señaló que "nos acercamos a una grave crisis de Estado, todo para legitimar la postulación ilegal del presidente", a tiempo de afirmar que la dimisión de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona, lleva a esa instancia a "estar también sometido al Gobierno".

"No, no es correcto. El Estado es más que una persona, el Estado es un conjunto de instituciones que trabajan orgánicamente, pero también el Estado es un conjunto de creencias, de razonamientos, de actuar y proceder lógicamente en comunidad, no es una persona, es una colectividad orgánica", justificó García Linera.

El alejamiento de Uriona tuvo lugar en medio de la presión porque esa instancia haga respetar los resultados del referendo del 21F, en el cual la mayoría de la población dijo No a la repostulación del actual jefe de Estado.

La ahora extitular advirtió un "estancamiento" en la toma de decisiones fundamentales dentro del ente electoral. Ahora existen solo cinco vocales que deberán definir si Evo y Álvaro están habilitados para ser candidatos.