Escucha esta nota aquí

Otra vez Donatien Alphonse François de Sade, ese francés más conocido por su título de marqués de Sade, es la inspiración para una obra teatral. Y esta vez se trata del gran cierre de la polémica trilogía compuesta por La Santa Cruz de Sade y Pornografía.

Ceremonia Sade ya no llega bajo la dirección de Diego Aramburo (el director de las dos anteriores), sino de Winner Zeballos, un joven paceño de 28 años que le pondrá el punto final a la saga. La presentación es solo una (sin reprís). Será hoy (viernes 15), a las 21:00, en el teatro René Moreno (calle René Moreno # 440). 

¿Por qué una? “Porque en la obra hay el ritual del matrimonio y las personas se casan una sola vez”, explica Zeballos. No ocurrió lo mismo con las otras presentaciones hermanadas a esta. 

Y el objetivo que persigue es básicamente el mismo: hurgar en la sociedad cruceña y mostrarla en un espejo tal como es. “Pero también hay una poetización de lo destructivo y una búsqueda para encontrar la belleza artística de la esencia sadiana. No dejamos de lado la insignificancia del ser humano y la relativización del bien y el mal”, detalla el director.

En esa explicación Winner coincide con Aramburo cuando se dice que la obra se alimenta de la polémica y del show, y en medio de ese juego sexual, también se llega a lo absurdo, ridículo y carnavalístico. Es una bofetada a lo que los bolivianos hacen tanto en Santa Cruz como en otras regiones bolivianas. Y duele. 

Quién es quién 

En la obra intervienen varios actores y cada uno de ellos, con roles determinados, pero también con un mensaje subliminal. Eso también sucedía en La Santa Cruz de Sade y Pornografía.

Aparecen Marcos Vecín (Donatien W), el álter-ego del marqués de Sade y Alejandro Amores (Duque de Blangis), el líder libertino de los personajes sadianos y representante de la lujuria, el descontrol emocional y lo violento del ser humano. Pati García es simplemente Pati en la obra. Pero, el sentido de su personaje real radica en ser la contraposición al universo sadiano.

Tanto Vecín como Amores y García se unen impresionantemente en la narrativa porque los tres son, a la vez, ellos mismos, y dan a conocer sus vivencias en Bolivia. Los tres nacieron en otros países, Vecín y García en España y Amores en Argentina, pero se “consideran bolivianos” y juegan “a local”.

Winner Zeballos es Donatien Joven y el Pequeño Win, solo representa a un teatrero; Jéssica Saravia es Juliette, la mujer del vicio; Valeria Sandi y Adela López son Justine, las hermanas virtuosas; Julyana León (Sra. de Mistival) es la parte de la sociedad hipócrita, Guido Zanellato es Dolmancé y Jesucristo; Dressna Lazcano es Eugénie y representante de la rebeldía, y Michelle Colombo, la bella narradora.

El origen 

Todos los personajes han sido extraídos de los textos del autor francés. Estos son: Las 120 jornadas de Sodoma, La filosofía en la alcoba, Justine o los infortunios de la virtud y Juliette o las prosperidades del vicio.

La producción está a cargo de Aldea Cultural y Arfuy Teatro. Y se cuenta con el apoyo del teatro René Moreno y la Casa Melchor Pinto. La obra dura una hora.

Las entradas cuestan Bs 200 (vip), 150 (platea general) y 100 (general), y se puede recabar más información al 732-95969.