Escucha esta nota aquí

Las imagenes muestra a Alyssa Guarino, una bebé de un año y dos meses jugando con una pitón de casi cuatro metros de largo han causado furor.

El video fue publicado por Jamie, el padre de la pequeña, con el objetivo de "probar que los pitones son seguros" y pueden estar a salvo en una casa.

Este producto audiovisual causó controversia en internet. Algunos criticaron que al padre por poner en riesgo la vida de la menor y otros aplaudieron la iniciativa debido a que prueba que estos animales son inofensivos.