Escucha esta nota aquí

La noche del lunes el teniente Juan Carlos Canaviri y el policía Ricardo Áñez salieron para sofocar las llamas de un incendio en una fábrica de tíner y pinturas, ubicada en el noveno anillo de la avenida G-77. El siniestro, uno de los dos que en promedio atiende al día la unidad policial de Bomberos, estuvo a punto de salirse de control por la gran cantidad de material explosivo e inflamable que había en el sitio.

En medio de la brega por acabar con el fuego, Canaviri y Áñez resultaron con quemaduras en los pies y las piernas. Ambos usaban los trajes antillama que tiene esta unidad, pero el agua caliente de un turril en llamas pasó con facilidad sus buzos y acabó por dañarlos. Sus pies también resultaron afectados porque sus botas tienen huecos y ya deberían estar en desuso, lo mismo que la mayoría de los uniformes que hace tres años no cambian.

De los 20 bomberos que trabajan a diario, siete no tienen uniformes para salir a apagar un incendio. Vale decir que el 35% de los policías en Bomberos no tiene un traje de seguridad para enfrentar las llamas.
En cuanto a los equipos de respiración autónoma que se deberían usar al ingresar en ambientes llenos de humo, los policías cuentan con un respirador prestado, ya que aún ni el Gobierno central ni la Gobernación ni la Alcaldía cruceña parecen ver estas necesidades como una prioridad.

El reclamo
Ayer el director de Bomberos de la Policía, Fernando Pelaez, reclamó apoyo a la Gobernación y a la Alcaldía en la dotación de equipos para desarrollar su labor de auxilio en la ciudad.

Pelaez dijo que su unidad no ha recibido dotación de equipos nuevos desde enero de 2013, cuando la Gobernación les entregó 35 uniformes nuevos y un carro bombero. “Los uniformes que nos dieron hace tres años ya cumplieron su vida útil”, remarcó Pelaez y recordó que Bomberos no cuenta con un solo motorizado que les permita apagar incendios en edificios en altura.

Mostró cartas que enviaron a la Gobernación y a la Alcaldía cruceña en 2014 y en 2015, haciendo solicitudes de equipamiento, pero a las que aún no han recibido ninguna respuesta.
En la Secretaría de Defensa Ciudadana de la Alcaldía no quisieron referirse al tema.

A su vez, el secretario de Gobierno de la Gobernación, Vladimir Peña, dijo que en los últimos años se invirtió hasta seis veces más que lo establecido en el IDH y afirmó que todo lo entregado fue coordinado con la Policía. “No se pueden quejar de la Gobernación”, apuntó el funcionario. Dijo que atenderán la solicitud de Bomberos y recordó que esta debiera ser prioridad del Gobierno central