La guerrilla comunista de las FARC pidió este martes al gobierno colombiano acordar un "cese bilateral del fuego" tras un recrudecimiento de las hostilidades en Colombia que ha levantado nubes grises sobre las negociaciones de paz en La Habana.

"Al lamentar las noticias de muertes en combate, que pudieron evitarse con un cese bilateral del fuego, pedimos una vez más al presidente (Juan Manuel) Santos abrir la posibilidad de frenar la guerra, de hacer una tregua en las hostilidades", señaló la guerrilla en un comunicado, leído por su jefe negociador, Iván Márquez.

Márquez subrayó que el proceso de paz de La Habana, "que ha avanzado como ningún otro en Colombia y que hoy discute temas decisivos, complejos, ligados a aspectos nodales del fin del conflicto, no debiera tener como escenario de fondo la confrontación armada".

Las FARC suspendieron la tregua 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) suspendieron el 22 de mayo la tregua unilateral que declararon en diciembre, como aporte a los diálogos de paz, tras la muerte de 26 guerrilleros en Colombia en un bombardeo militar.

Por su parte, Santos rehúsa suspender el combate a esa organización, alegando que podría aprovechar esa decisión para fortalecerse militarmente.

"Es un sofisma seguir sosteniendo que la tregua favorece política y militarmente a la guerrilla", añadió Márquez, quien dijo a Santos y a su flamante ministro de Defensa, Luis Carlos ministro Villegas "que es hora de parar la guerra para no dañar el proceso de paz".

Mientras las negociaciones, que comenzaron en noviembre de 2012, avanzan lentamente en la isla centradas en el punto sobre reparación de víctimas, han recrudecido las hostilidades en Colombia, con bajas principalmente en la guerrilla, pero también en los militares, lo que ha levantado nubes grises sobre el proceso de paz.

Nuevo ministro advierte a las FARC

El nuevo ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, se presentó hoy ante la sociedad advirtiendo a las FARC de que está listo para continuar la guerra si fracasan las negociaciones que mantienen el Gobierno y la guerrilla en La Habana.

"Estoy aquí para el oficio más difícil que tiene un ministro de Defensa, tratar de terminar una guerra, y tratar de terminarla por el futuro de los jóvenes. Pero si no se da la paz por medio de la negociación política, también estaré listo para que este sea el periodo más victorioso de la guerra por parte de nuestras Fuerzas Militares", declaró Villegas en una rueda de prensa.