Escucha esta nota aquí

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este jueves el desmantelamiento de "un atentado golpista" por parte de "un grupo de oficiales de la aviación militar", que ya fueron detenidos.

"Hemos desarticulado, hemos desmantelado un atentado golpista contra la democracia y la estabilidad de nuestra patria. Se trata de un intento de utilizar a un grupo de oficiales de la aviación militar para provocar un hecho violento, un atentado, un ataque", afirmó el mandatario en un acto en Caracas.

"Hicimos detenciones muy importantes el día de ayer (miércoles) en la noche, en la madrugada y hoy (jueves)", aseguró el mandatario, que no especificó nombres ni rangos de los oficiales arrestados y solo mencionó a un "general de la aviación de apellido Hernández, alias el oso", que habría urdido una conspiración "con otros cuatro oficiales".

Según el relato del mandatario, el plan consistía en "levantar un avión Tucano, artillar un avión Tucano y atacar el palacio (presidencial) de Miraflores o el lugar donde yo participara de algunas de estas manifestaciones" que se realizaron en la jornada.

Añadió que el supuesto plan sería dirigido "desde Washington" y también comprendería "atacar otros objetivos ya trazados, (la cadena de televisión) Telesur era uno de ellos, el ministerio de la Defensa, etc". Según Maduro, la trama se habría financiado desde Estados Unidos.

El presidente, que hizo este anuncio cuando se cumple un año del inicio de las sangrientas protestas en Caracas contra su gobierno que entre febrero y junio se saldaron con 43 muertos, explicó que se trata de un "coletazo" de un presunto golpe similar denunciado en marzo pasado.

En esa ocasión, el mandatario anunció la detención de tres generales "con vínculos con la oposición", de los que tampoco proporcionó nombres.

Chavistas marchan en defensa del modelo político

Miles de chavistas marcharon ayer en Caracas bajo el lema "por la paz y la justicia" y para conmemorar el 201 aniversario de la llamada Batalla de la Victoria coincidiendo con el aniversario del inicio de las protestas opositoras del pasado año, en las que murieron 43 personas.

La movilización discurrió por el centro capitalino integrada por estudiantes, simpatizantes chavistas y miembros del Gobierno.