Escucha esta nota aquí

250 policías ingresaron al estadio Real Santa Cruz para resguardar el concierto de música electrónica Open Air, luego de que la Alcaldía diera marcha atrás a la autorización de que en este evento se expenda y consuma bebidas alcohólicas.

El comandante departamental de la Policía, Sabino Guzmán, llegó hasta el campo deportivo con los 250 uniformados. Dijo, con tono molesto, que tuvo que disponer del personal que patrulla las calles para precautelar este evento, debido a las "confusiones" que generó.,

n
,

A primeras horas de este viernes, Guzmán mostró a la prensa una copia de un documento firmado por los funcionarios de la Alcaldía Boris R. Kuruz y Valeria Peña, donde se autorizaba el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en dicho espectáculo, razón por la que se negó a desplazar a sus agentes.

Avanzada la jornada, la Alcaldía cambió de opinión. Valeria Peña, jefe del departamento de Eventos Especiales de la Secretaría de Recaudaciones (SER), informó, mediante un comunicado, que se desautorizó la venta de bebidas alcohólicas "debido a que al concierto asistirán menores de edad, además que por norma está prohibida (esta) venta".
,

n
,


La Policía cuando llegó al estadio, según fotografías y videos provisto por la institución verde olivo, evitó el ingreso de un cargamento de cerveza.

En el "Open Air", que empezó a las 20:30, Dimitri Vegas & Like Mike y Chino y Nacho son los artistas estelares en una velada maratónica.

Lee| El Open Air se va a descontrolar con tantas luces y adrenalina