Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales cumplió una intensa agenda en Madrid, donde se reunió con el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, empresarios privados y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

El encuentro con Felipe VI tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial del monarca, adonde llegó Morales acompañado por el canciller boliviano, Fernando Huanacuni.

 En víspera de viajar a Madrid, el presidente de Bolivia aseguró que a Felipe VI le considera "más un amigo", a pesar de la posición crítica que siempre ha mantenido hacia las monarquías. Según el diario ABC de España, de corte conservador, Morales aparcó sus críticas para reunirse con el rey. 

En una conferencia de prensa posterior, Morales aseguró que el rey de España expresó su predisposición de seguir cooperando en temas de cultura, educación y mujer. Antes de partir al Palacio de la Zarzuela, el mandatario había desayunado con Florentino Pérez, con quien ya se vio en 2013. Esta vez, hablaron de las escuelas de fútbol que el club merengue tiene en Bolivia. Según Evo, Pérez tiene intenciones de visitar el país.

Visas y dinero
Después, el mandatario se reunió con el jefe de Gobierno español, Mariano Rajoy. Según la agencia EFE, el hombre del Partido Popular le expresó a Morales el valor añadido que para la España “abierta y diversa” tienen los ciudadanos bolivianos que residen en España.

Fuentes gubernamentales informaron de que Rajoy y Morales analizaron las relaciones bilaterales y las existentes entre la Unión Europea y Bolivia.

Morales pidió la eliminación del visado en los países europeos del espacio Schengen, algo que según el mandatario, Rajoy se comprometió a viabilizar, previo cumplimiento de algunos pasos.

También le expresó su deseo de repatriar parte del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que tiene monedas acuñadas en Potosí durante la colonia.  

Por su parte, Huanacuni, luego del encuentro de Morales con los empresarios españoles, informó de que los representantes de dos empresas españolas que incumplieron contratos de obras en Bolivia ofrecieron una disculpa al presidente Evo Morales con quien sostuvieron una reunión junto con los miembros de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en la ciudad de Madrid.

Allí habló con un grupo de empresas sobre la posibilidad de invertir en la construcción del tren bioceánico, que tendrá tecnología europea.

Protestas
No todo fue tranquilidad para Morales y su delegación en Madrid.  Luego de su conferencia de prensa, un grupo de bolivianos lo esperó para exigirle respeto al voto del 21-F.

Relámpago

Una escala
La ida de Morales a Madrid sirvió de antesala a su viaje a La Haya, donde presenciará los alegatos finales en el juicio por el mar. 

Interceptado
Los manifestantes en Madrid, aprovecharon uno de los pocos momentos de calle de Evo Morales para recordarle que Bolivia dijo no el 21-F.

Optimismo
La reunión con los empresarios fue calificada como positiva por el canciller Huanacuni.