Escucha esta nota aquí

Los hermanos Said y Cherif Kouachi, acusados de la matanza en la revista satírica Charlie Hebdo, forman parte de un grupo de jóvenes musulmanes franceses adoctrinados en el año 2000 en París.

Ambos estuvieron vinculados a la llamada red de Buttes-Chaumont, el nombre de un parque del norte de París donde los integrantes hacían ejercicios físicos y que reclutaba a combatientes para la yihad ("Guerra Santa") en Irak.

Tras desbaratar la red, la policía describió a Cherif Kouachi como un joven que odiaba a los "infieles" y que tenía intención de actuar en Francia. En 2008 fue juzgado y condenado a tres años de cárcel, con 18 meses de pena condicional.

Said, su hermano mayor, más discreto, estuvo en Yemen en 2011, donde recibió entrenamiento militar, según un responsable estadounidense.