Escucha esta nota aquí

Aunque fue reacio a hablar de posibles candidaturas para las elecciones generales de 2019, el expresidente Jaime Paz Zamora (1989-1993) aseguró estar trabajando en un proyecto para ser una alternativa de Gobierno.

“Sería muy dañino ahora hablar de política. Daría a pensar que estamos en lo mismo que (el presidente) Evo Morales, que está buscando a través del proceso marítimo en La Haya una candidatura. Pero lo que sí digo es que vamos a participar el próximo año. Seremos una alternativa”, reveló a EL DEBER el histórico líder del desaparecido MIR.

Paz Zamora fue fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), cuya personería jurídica fue suspendida en 2006 por no haber obtenido ni el 2% de los votos durante las elecciones para la Asamblea Constituyente.

Aunque perdió la sigla que lo llevó al poder en 1989 (después de lograr la tercera mayoría en las elecciones y tras una alianza con su enemigo político de los años de la dictadura, el general Hugo Banzer), ayer Paz Zamora dijo que se está preparando con un nuevo movimiento político.

“Nosotros estamos decididos a participar como movimiento político el próximo año. Es ya una decisión tomada. Pero no sabemos cómo lo vamos a conformar. Todavía necesitamos avanzar más. Pero no conviene electoralizar (el debate) todavía”, manifestó.

En septiembre de 2017, el expresidente Paz Zamora ya había manifestado su intención de conformar la organización política Unidad 21-F MIR y dijo que ya tramitaba su personería jurídica nacional en el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El exmandatario señaló que con la alternativa seguirá avanzando conforme lo marque el propio TSE, aunque le preocupa bastante la continuidad del tribunal, “porque de repente la crisis interna es general”. “Hay una incertidumbre total, además que ya se está cayendo; ya se fue uno”, dijo en alusión a la renuncia de José Luis Exeni.

Su reaparición en la sede de Gobierno no fue casual. Llamó a rueda de prensa para expresar su posición sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde sugirió dar un vuelco a la página y apuntar hacia Puerto Busch y el puerto de Ilo (Perú) para buscar el desarrollo de Bolivia.

Hubo traición

Al conocer la intención del expresidente, el diputado del MAS Édgar Montaño lo descalificó, pues, según él, se comportó “cobardemente ante el juicio en La Haya”, al desistir de su viaje con Evo Morales. Por otra parte, el MAS ha hecho circular en redes un ‘ayudamemoria’ con las acusaciones de supuestos narcovínculos de su Gobierno.

“Con toda sencillez, digo que cobardes, traidores en Bolivia, hay muchos y creemos que los bolivianos ya los conocen. Paz Zamora creó la plataforma 21-F y decía que los políticos viejos, los dinosaurios, no estaban metidos en las plataformas, pero estamos viendo que se camuflaron. Van a querer sacar su tajada del fallo de La Haya”, lamentó.

Celebran su aspiración

Por su parte, el secretario de Organización del Movimiento Demócrata Social, Vladimir Peña, saludó el anuncio de Jaime Paz.

“Nuestro mayor respeto al expresidente y su aspiración de querer ser partícipe del proceso electoral”, destacó. Añadió que ya era hora de que el país pase de un proyecto caudillista del MAS a un proyecto colectivo, como el que trabajan los Demócratas.

Lo invitan a generar unidad

El jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, quien fue ministro de Planeamiento de Jaime Paz, le deseó suerte y dijo verlo como un actor digno de respeto. Le plantea sumarse a la unidad democrática “para salvar al país de la dictadura”.

“Todos tienen derecho a participar en el proceso democrático, excepto aquellos restringidos por la Constitución, que son los actuales presidente y vicepresidente. Si Jaime quiere formar un nuevo partido, desde ya le deseamos suerte y lo invitamos a fortalecer la unidad de los bolivianos en contra de la amenaza de la dictadura”, dijo de su ex jefe político.

LAS IDEAS DE PAZ

Demanda marítima
Paz Zamora evitó profundizar sobre cuestiones internas, pero apuntó a Evo Morales, que había tratado de manejar la demanda marítima a su favor.

Molestia de los jueces
El mirista dijo que sabía que los jueces de la Corte Internacional de Justicia estaban molestos porque el tema marítimo se manejó políticamente en el país.

Respeto al 21-F
Dijo que, por conciencia, el presidente Morales debería respetar el voto del 21-F, ya que ese factor influyó para que Bolivia se viera desunida en La Haya.

Su acercamiento al poder

En 1982, Jaime Paz Zamora llegó a la Vicepresidencia. En 1989 fue presidente de la República, aliado con Acción Democrática Nacionalista (ADN), del general Hugo Banzer Suárez.