Escucha esta nota aquí

La fiscalía de Düsseldorf informó este viernes que el copiloto que presuntamente estrelló deliberadamente el avión de Germanwings tenía un certificado médico de baja por enfermedad, que había roto y ocultado a la empresa, así como otros documentos que demuestran que estaba en tratamiento.

Fuentes de la fiscalía negaron, en cambio, que en los registros realizados en su domicilio se hubiera encontrado una carta de despedida.

Era tratado por depresión

Lubitz sufrió una fuerte depresión hace seis años y estaba bajo seguimiento médico, reveló la prensa alemana este viernes.

El joven, de 27 años según las autoridades de Dusseldorf, padeció una grave depresión hace seis años, cuando cursaba los estudios de piloto, afirmó el diario popular Bild, que tuvo acceso a documentos oficiales.

El piloto estaba desde entonces bajo vigilancia "médica especial y regular", sostuvo el diario.

Lufthansa, casa matriz de la aerolínea de bajo costo Germanwings, informó de ello a la autoridad alemana de supervisión del transporte aéreo, la Luftfahrtbundesamt (LBA).

Andreas Lubitz, al que sus allegados describen como una persona deportiva y "muy competente", había sufrido "depresiones y crisis de angustia" durante sus estudios de piloto, iniciados en 2008, indicó el Bild.

Lubitz había interrumpido sus estudios "durante cierto tiempo", pero luego los retomó, los terminó sin problemas y comenzó a trabajar en 2013, explicó el jueves el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr.
Lubitz superó todos los tests, incluidos psicológicos, previos a la contratación, dijo Spohr.