Escucha esta nota aquí

Las esperanzas del boliviano Carlos Lampe de ingresar al onceno titular de Boca Jrs. ayer se diluyeron. El que irá de entrada para el partido de vuelta por la semifinal de la Copa Libertadores ante Palmeiras, a jugarse mañana (20:45), será Agustín Rossi. El arquero se recuperó de la molestia que padecía en la rodilla izquierda, y es casi hecho que el DT Guillermo Barros Schelotto lo pondrá de entrada.

Rossi prendió las alarmas el sábado luego de un choque que tuvo en el partido que acabó con derrota por el torneo argentino ante Gimnasia y Esgrima. El golpe lo sufrió cuando salió a disputar el balón ante Horacio Tijanovich.

Desde ese momento hubo preocupación, pero Rossi se encargó de dejar atrás las dudas en el último entrenamiento de ayer, antes de la partida del equipo a Brasil. Tras el 2-0 en casa, a los xeneizes les alcanza con empatar o perder con menos de dos goles de diferencia para avanzar. En la delegación estaba Carlos Lampe, que fue el último refuerzo en incorporarse a Boca y que irá al banco ante Palmeiras.

Con la confirmación de Rossi , la única duda de Barros Schelotto está en el ataque donde Wanchope Ábila y Darío Benedetto se disputan un puesto. El primero era el titular hasta el anterior partido por la Libertadores, cuando Benedetto ingresó en el segundo tiempo y marcó los dos goles con los que Boca acabó ganando por 2-0.

Ayer, una de las sorpresas fue la no inclusión de Edwin Cardona entre los 20 que viajaron a Brasil. El volante creativo tampoco fue al banco de suplentes en la ida ante Palmeiras, pero sí estuvo el fin de semana ante Gimnasia y Esgrima, pero su rendimiento fue bajo. Así el colombiano tiene casi segura su partida porque Boca no haría uso de la opción de compra de unos $us 7.000.000.

El xeneize va por su séptimo título de Libertadores

El triunfo en casa agrandó la obsesión xeneize por conquistar su séptima corona e igualar al también argentino Independiente como máximos ganadores de títulos de la Libertadores.

El equipo argentino está a las puertas 11 años después de su último título, que depositó en sus pobladas vitrinas en 2007 gracias a un brillante Juan Román Riquelme.