Escucha esta nota aquí

Un esquiador logró captar las imágenes con su celular en el momento en el que una avalancha de nieve en Los Alpes franceses y sepultó el pueblo de Bessans (este) el pasado 11 de enero.

Las malas condiciones meteorológicas hizo que la nieve acumulada en la cima de las montañas se desplomara y forme una capa de hasta dos metros.

El gobierno francés informó que el incidente no dejó daños humanos y recomendó no esquiar fuera de las pistas para evitar el riesgo de aludes.