Escucha esta nota aquí

Tras la decisión del presidente Evo Morales y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) de incrementar un 6% el salario básico y 9% al mínimo nacional, el titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Ronald Nostas rechazó enérgicamente la medida y tildó de "desmedido" el aumento.

Advirtió que se afectará al conjunto de las empresas privadas del país y ocasionará el cierre de algunas firmas y el despido de trabajadores.

"Todos nos vamos a ver afectados. Una vez más nos hemos visto afuera del diálogo, pese a la coyuntura económica que estamos viviendo. Lamentamos muchísimo que el Gobierno no escuche las demandas del sector privado y que podrían haber ayudado al crecimiento económico. En noviembre del año pasado hemos propuesto una serie de medidas para impulsar el aparato productivo, pero ahora nos encontramos solos", dijo el principal directivo del sector privado.

Los empresarios consideran que un aumento de esta naturaleza no corresponde a la realidad económica que vive el país. Pronosticó que la situación económica se agravará para todas las empresas lo que repercutirá en menos fuentes de empleos.

Antes del mediodía el primer mandatario destacó la comprensión de los trabajadores por aceptar el aumento al salario básico para este año del 6% y del salario mínimo nacional del 9%. Mientras que la COB resaltó el acuerdo con el Gobierno y pidió una mayor lucha para erradicar la extrema pobreza.,

n