Escucha esta nota aquí

Las oficinas de la Secretaría de Recaudaciones y Gestión Catastral (SER) se ‘inundaron’ ayer de contribuyentes. Durante las primeras horas de la mañana, entrar o salir de la plataforma de atención era una suerte de embudo, donde cientos de personas querían ingresar y un número similar quería salir por una puerta de vidrio que no supera los dos metros de ancho.

“Escuché en las noticias que ya se puede pagar los impuestos de inmuebles. Es mejor hacerlo ahora con el descuento que hay”, comentaba Elvio Terceros, mientras se hacía campo entre la gente para ingresar a las oficinas de SER, donde desde ayer se regularizó el cobro de los impuestos a los bienes inmuebles de la gestión 2014, con el descuento del 15% hasta el 30 de septiembre.

El nuevo director de esta repartición municipal, Paúl Cortez, que el martes de la semana pasada explicó ante los concejales el avance del cobro de los tributos municipales (casas, vehículos y patentes), estuvo ayer coordinando con su personal la forma de atender mejor al público, que de manera masiva se hizo presente en estas oficinas.

Cortez precisó que durante los siguientes meses se debe revertir la baja ejecución presupuestada para este cobro, ya que hasta final de julio solo se había logrado recaudar un 23,9% de los Bs 570,9 millones presupuestados para 2015.

Con el viejo sistema
Pese a que se había anunciado que el cobro de los impuestos se reiniciaría bajo un nuevo sistema informático, diseñado por la municipalidad y que tenía como principal novedad la georreferenciación de los inmuebles y negocios, el director de SER indicó ayer que se está cobrando con el viejo sistema, el Registro Único para Administración Tributaria Municipal (RUAT).

Cortez explicó que el nuevo sistema necesita más tiempo de prueba, ya que su complejidad lo vuelve lento y era necesario iniciar la gestión de cobros sin más demoras, por lo que optaron por retornar al antiguo.
Hay que recordar que una de las explicaciones que dieron las autoridades ediles sobre el impuestazo fallido fue una falla en la transferencia de la base de datos del RUAT al nuevo sistema de cobros. La gente espera que ahora no suceda algo similar.

Quejas por incrementos
Reynaldo Chávez, que pagó el impuesto de su casa, se quejó porque canceló Bs 40 más que el año pasado. “Se dijo que no habría incremento”, reclamó.

El personal técnico de SER explicó que estos pagos en demasía no son un incremento al impuesto de su inmueble. El aumento se debe al mantenimiento de valor que sucede a diario con la unidad de cambio monetario de la UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda), que es regulado por el Banco Central