Escucha esta nota aquí

37.000 familias damnificadas y al menos 37 decesos dejó en el país la época de lluvias, según informó el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera. Las precipitaciones dañaron viviendas, sembradíos y caminos de 129 municipios de todo el país. 

Según el reporte, el temporal inició en octubre de 2014 y, aunque todavía se mantiene, fue más intenso hasta la segunda quincena de esta gestión. Se perdieron al menos 1.600 viviendas en todo el país y el Gobierno comprometió la ayuda en la mayoría de los casos.

Pese a ello, el viceministro indicó que el efecto fue menor en relación a lo vivido el pasado año. Seis departamentos fueron los más afectados, Chuquisaca, Potsí, Cochabamba, pero sobre todo Pando, Beni, Santa Cruz y la región amazónica de La Paz.  

Cabrera no descartó que la estación de invierno de la presente gestión sea más dura que la registrada en 2014, la misma que dependerá de la variación del medio ambiente, pero aseguró que existen recursos económicos para atender las emergencias.