Escucha esta nota aquí

La vagoneta Dongfeng AX7 pertenece al segmento de los SUV medianos cuyo diseño exterior es elegante, aerodinámico, con líneas robustas y refinadas a la vez. La distancia entre ejes de 2,7 metros permite disfrutar de un habitáculo amplio y cómodo en su interior. Mientras que el largo total de 4,7 metros ofrece el aspecto de un vehículo bastante imponente, reflejando la tendencia de la mayoría de los SUV de otras marcas. El motor de 2 litros PSA VVT de 4 cilindros en línea, de 16 V de 145 HP, desarrolla un torque de 200 Nm. El acabado se destaca por los asientos
forrados en cuero y parte del tablero también, incluyendo el volante, lo que contribuye a mejorar el nivel de confort tanto para los pasajeros como para el conductor. La suspensión delantera independiente McPherson y trasera con barra estabilizadora independiente tipo McPherson garantizan una buena estabilidad del vehículo. El equipamiento de la AX7 es completo: sistema manos libres, computadora de abordo con los principales indicadores de consumo de combustible, presión de los neumáticos, velocidad crucero, Bluetooth, conexión auxiliar y puerto USB, aire acondicionado, regulación de altura de los faroles, pantalla táctil, cámara de retroceso, frenos ABS con sistema EBD, botón de arranque.

A bordo...

Por primera vez, hicimos un test drive utilizando el combustible RON 91, lamentablemente no pudimos hacer una comparación con el mismo vehículo, sin embargo, podemos afirmar que en la prueba de aceleración el motor respondió de manera contundente. Poco antes de entrar en la rotonda sobre la avenida Mutualista y el cuarto anillo, tuvimos que hacer una maniobra para cambiar de dirección en 180°, sin embargo, debido a que la calzada era muy angosta tuvimos que retroceder y luego ir nuevamente adelante. En pocos segundos pudimos observar que el radio de giro es muy corto y al mismo tiempo la caja de cambio es rápida y precisa. Al interior del Cambódromo, en la prueba de los conos, las curvas secas se pudieron cumplir de manera segura a diferentes velocidades, hasta los 35 km/h, sin advertir perdida de adherencia de los neumáticos. También es buena la estabilidad del vehículo en la prueba de frenado, curva seca/aceleración. La caja de cambio secuencial respondió muy bien tanto en el
modo automático como en la secuencial y además en la prueba de las maniobras en espacios cortos, en la cual se cambió tres veces consecutivas de retro a la D, las cambiadas al final fueron rápidas y precisas. En la prueba de aceleración, a partir de las 4.500 rpm se advierte que el motor, además de lograr el torque máximo, aumenta el sonido pero sin generar algún tipo de retumbe. En fin, en la prueba del frenado seco se  pudo observar un ligero movimiento de cabeceo en la parte delantera.