Escucha esta nota aquí

Róger Garvizu, vicepresidente del  transporte del Bloque Chiquitano, informó a EL DEBER que decidieron decretar un cuarto intermedio al bloqueo indefinido en la ruta Santa Cruz-Trinidad, para viabilizar el diálogo con el ministro de Gobierno, Carlos Romero en Santa Cruz.

Ayer, Romero ratificó que el diálogo con el sector no sería posible si los transportistas no levantaban sus protestas y dejarán expedita la carretera, que este viernes cumpliría el quinto día bloqueado.

"Estamos coordinando con los sectores y decidimos dar un cuarto intermedio a los bloqueos que todavía habían en San Julián, Guarayos y San Ramón; sin embargo, instalaremos una vigilia y no descartamos volver a bloquear la carretera si es que el diálogo no prospera", indicó Garvizu.

Valuis Sequeli, presidente de los transportistas del Bloque Chiquitano, ratificó que se abrirá el paso y se retomaría la mesa de diálogo en Santa Cruz con el ministro de Gobierno Carlos Romero, que en la víspera condicionó las negociaciones con el sector.

En Ascensión de Guarayos el bloqueo fue levantado a las 10:00, y los sectores sociales anunciaron que aguardarán los resultados de las negociaciones.

Los transportistas y organizaciones sociales de los municipios por donde pasa esta vía exigen su reconstrucción inmediata y acusan a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) de cumplir los plazos para el inicio de trabajos en la ruta.