Escucha esta nota aquí

Para los controladores del tránsito aéreo, el accidente trágico del avión de LaMia, que dejó el saldo de 71 personas muertas y seis sobrevivientes en Cerro Gordo, a 50 kilómetros de Medellín-Colombia, deja un sabor amargo y hechos negativos que jamás deben volver a repetirse.

El presidente de la Asociación de Tránsito Aéreo, regional Santa Cruz, Víctor Hugo Soliz, afirmó que en el suceso ocurrido hace un año, lo único que se hizo fue aplicar las normativas o reglamentaciones aéreas bolivianas. 

Sin embargo, sostuvo que lamentablemente, después del accidente que fue cuestionado a escala mundial y que dejó luto y dolor, en Bolivia no se avanzó en nada por la carencia de capacitación permanente al personal encargado de controlar el tránsito aéreo. 

Soliz considera que lo único que se hizo fue apegarse a lo que establece con sus normas y reglamentos la Organización de Aeronáutica Civil Internacional (OACI). Por ello, lamentó las acciones realizadas por autoridades del Ministerio Público que, según su parecer, lo único que están haciendo es penalizar a los controladores y mostró como pruebas el proceso al controlador aéreo John Teodovic y a Celia Castedo. 

Cree que de acuerdo al análisis de los trabajadores del tránsito aéreo se vulneraron los derechos por falta de capacitación, de conocimiento y de respeto a las normas que las aplica a base de lo que establece la OACI. 

Soliz lamentó que Teodovich, siendo inocente, haya sido enviado a la cárcel aunque después de acciones se logró medidas sustitutivas. Sin embargo, cree que lo echaron del trabajo de forma irregular por ser  “una de las piezas más débiles”. 

“Como controladores de tráfico aéreo somos profesionales. Creo que cualquier empresa o institución  que se haya favorecido para operar en los cielos de Bolivia como LaMia no es factor para que caiga y provoque semejante desgracia”, aseveró.

Lamentó la dirección de ese vuelo tan trágico que realizó el piloto Quiroga, que murió, pero aseguró que esta experiencia tan mala debe hacer reflexionar a las autoridades.

Preparan acciones
La Asociación de Tránsito Aéreo también comparte con recientes pronunciamientos de asociaciones de pilotos,  por considerar injusto el proceso que se desarrolla contra Celia Castedo, que se vio obligada a salir a Brasil. Consideran que de haberse quedado en Bolivia, ella sería una víctima encarcelada por un hecho que no cometió.
La asociación que aglutina en Santa Cruz a más de 50 profesionales, y a escala nacional a más de un centenar, hizo conocer que hay pesquisas avanzadas y que se están detectando anormalidades en los manejos de las investigaciones del caso LaMia.  

 Nuevas revelaciones

Sobre los peritajes 
Los controladores aéreos aseguran que los nuevos peritajes realizados sobre la empresa LaMia que vinculan a otras personas que están fuera de Bolivia deben ser tratados con responsabilidad. 

Coordinación y respeto 
Buscan una mejor coordinación con la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), respeto y capacitación en lugar de la penalización de las actividades de los profesionales. En Bolivia hay unos 150 profesionales controladores aéreos. 

Tags