Escucha esta nota aquí

En países europeos el currículo escolar se modificó con el objetivo de incluir la ideología de género como parte del programa de estudio. En Bolivia hubo la intención, pero los padres de familia se opusieron y el Ministerio de Educación tuvo que rechazar esa sugerencia. Son algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) quienes impulsan ese pensamiento en el sistema educativo a nivel internacional.

Skolae es el programa educativo que se aplica en algunas regiones de España. Este plan plantea “crecer en igualdad”. Según la agencia de noticias Europa Press, existen al menos 100 escuelas públicas en suelo español que aplican este sistema.

El objetivo del Skolae, según la agencia, es “la prevención de las violencias contra las mujeres y las niñas, la visibilidad de las mujeres y sus aportaciones, el respeto por las identidades, las culturas, las sexualidades y su diversidad, la participación social y el compromiso compartido de hacer realidad la igualdad”.

En Bolivia se intentó implementar un programa similar. Una ONG, que prefirió no publicar su nombre debido a que el tema se cerró, sugirió este producto y la agrupación de padres de familia se alzó en protestas. Por eso, el Ministerio de Educación, en julio de la pasada gestión, negó material con ideología de género en el currículo escolar.

“El año pasado hemos establecido que en el caso del Ministerio de Educación y en el caso curricular no vamos a incorporarlos (ideología de género) en un marco de respeto a la decisión de los padres y madres de familia a tomar una decisión sobre la educación que sus hijos reciban”, detalla el ministro del área, Roberto Aguilar.

Según la autoridad, la ONG expuso un video educativo sobre diversidad sexual a un grupo de niños de un kínder de la ciudad de La Paz, lo que generó una polémica que derivó en una investigación del Ministerio de Educación, peticiones de informe de diputados y pronunciamientos de colectivos ciudadanos.

El video muestra a Berta y Rita, dos ratas animadas que son pareja y viven juntas. La historia es contada por profesores a los niños, quienes al final son preguntados sobre qué entendieron del cuento y si les gustó.

El contenido del video

En el video un niño del curso dice: “Aprendí que son felices”. La profesora señala: “Aprendimos que dos mujeres juntas pueden ser felices ¿no ve?”.

Entonces, una niña cuestiona: “¿Por qué Rita se viste como hombre?”. Y la maestra responde: “Porque ella se siente muy cómoda con esa ropa”.

“¿Por qué bailan entre mujeres si tienen que bailar con un varón?”, dice otro niño, y la profesora responde: “Las personas tienen derecho a decidir”.

En el audiovisual también participan padres de familia, que señalan que la muestra es una forma diferente para abrir la mente y ser tolerante.

Al respecto, el diputado opositor Horacio Poppe cuestionó que una ONG incluya ese material y pidió a la Cancillería revisar el alcance del convenio entre el Estado boliviano y la organización.

Mientras, la activista María Galindo criticó la posición que asumieron varios sectores y sugirió coordinar acciones con el Ministerio de Educación para ejecutar planes educativos que incluyan la diversidad sexual. “No saben qué cuestionan. Lo único que quieren es desprestigiar nuestra lucha”, dice.