Escucha esta nota aquí

Un eventual triunfo del No en el referéndum de aprobación o rechazo de los estatutos autonómicos del próximo 12 de julio, en los departamentos de La Paz, Oruro, Chuquisaca, Potosí, y Cochabamba, obligaría a su modificación y ajuste, según señala la Ley Marco de Autonomías.

La norma señala en su artículo 54, parágrafo VI que "Si el resultado del referendo fuese negativo, el Tribunal Electoral Departamental llevará a cabo un nuevo referendo dentro de los ciento veinte (120) días de emitida la declaración de constitucionalidad por parte del Tribunal
Constitucional Plurinacional para un nuevo proyecto de estatuto autonómico o carta orgánica, luego de su modificación por el mismo órgano deliberativo".

El viceministro de Autonomías Indígena Originaria Campesinas, Gonzalo Vargas, aclaró que si bien los estatutos deben ser modificados lo que no sucederá es que el departamento pierda la autonomía. 

La autoridad explicó que se trata de un "proceso sin retorno" y que está reconocido por la Constitución Política del Estado, por lo que si gana el No se debe seguir consensuando para lograr la aprobación de los estatutos.

Vargas considera que siempre es un "riesgo" que la ciudadanía rechace el contenido del estatuto, por lo que los interesados en que se apruebe el documento y los que no aceptan, podrán socializar sus argumentos durante la campaña que abrió el Órgano Electoral

Además de los cinco departamentos citados. los municipios de Tacopaya, Cocapata (Cochabamba) y Huanuni (Oruro) decidirán sobre sus cartas orgánicas y Charagua (Oruro) y Totora Marka (Santa Cruz) lo harán sobre sus autonomías indígenas.