Escucha esta nota aquí

Un joven de 18 años presentó un amparo constitucional para no hacer el servicio militar obligatorio alegando que no comulga con las ideas de las Fuerzas Armadas, informaron hoy medios locales.

El recurso fue presentado el martes ante la Sala Civil Segunda del Tribunal de Justicia de La Paz por José Ignacio Orías, que pidió que se reconozca su derecho a la "objeción de conciencia".

"Mi conciencia me impide hacer el servicio militar obligatorio.
Mis principios son absolutamente opuestos e incompatibles con los principios del servicio militar y del Ejército", declaró Orías a los medios.

Afirmó que cree en la paz y cuestionó las ideas de "violencia" y la "jerarquía irracional y humillante" que prevalecen en la institución castrense.

El joven aseguró que es un buen ciudadano y que espera poder servir a Bolivia de otra forma y "demostrar que no es un fusil" el que determina su amor por su país.

El abogado del muchacho, Gabriel Guzmán, explicó que lo que se quiere es que la Justicia reconozca el derecho de Orías "a la objeción de conciencia y en ese marco pueda obtener una libreta de servicio militar, pero en ese estatus de que no está obligado a prestar el servicio militar".

El tribunal boliviano declaró parcialmente procedente el recurso, aunque la resolución deberá ir en consulta al Tribunal Constitucional para definir si se entrega o no a Orías la libreta de servicio militar, según los medios.

La Constitución boliviana establece que el servicio militar es obligatorio para los varones.

Es un requisito para los hombres presentar su libreta de servicio militar para efectuar algunos trámites personales en entidades públicas o si quieren postular a un empleo en el Estado.

Desde 1996, los jóvenes bolivianos de los últimos cursos de secundaria tienen la opción de hacer el servicio premilitar, que también está abierto para muchachas. 
?