Escucha esta nota aquí

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este martes en Washington una resolución apoyando el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. 

Los embajadores de los países miembros no aceptaron la propuesta de Bolivia, respaldada por Venezuela, Nicaragua, Ecuador y El Salvador, de mencionar el tema del embargo en el documento, lo que impidió que se apruebe de forma unánime.

El consejo permanente de la OEA comenzó con cinco horas de retraso la reunión extraordinaria convocada para respaldar el acercamiento entre ambos países, debido a los desacuerdos sobre el propio borrador de declaración, lo que desvirtuó la imagen de unidad que querían dar la gran mayoría de los países miembros.

"La incapacidad de lograr rápidamente un consenso en una cosa tan
sencilla como manifestar nuestra satisfacción es una injusticia para
esta organización", dijo el embajador de Granada, Angus Friday, que
trasladó al inicio de la reunión la "frustración" de algunos países del Caribe ante la falta de acuerdo.

La resolución no menciona el embargo
?

El borrador estaba listo desde el viernes, pero la propuesta de Bolivia, que pedía que se incluyera una mención al levantamiento del embargo económico de EE.UU. a Cuba, obligó a los representantes permanentes a solicitar un tiempo extra que les permitiera comunicarse con sus países para determinar la posición oficial de sus delegaciones. 

Si bien todos los países coincidieron en señalar el acercamiento como un hecho "histórico", el desencuentro vino dado por una mención al fin del embargo económico, propuesta por Bolivia que -apoyada por Nicaragua, Venezuela, Ecuador y El Salvador- no contó con los votos suficientes para salir adelante.

El texto final manifiesta la "profunda satisfacción" de la OEA por la decisión anunciada, "reitera el compromiso de las Américas con el diálogo entre Estados soberanos y expresa su apoyo a la implementación de las medidas en favor de la completa normalización de las relaciones bilaterales".

Críticas

Bolivia, Venezuela y Nicaragua se sumaron este martes a la votación de la declaración por aclamación de la resolución final sobre Cuba, pero
indicaron que incluirán notas al pie de página en las que reflejen
su posición.

El levantamiento del embargo contra Cuba depende del Congreso de
Estados Unidos, pero la representante alterna de Venezuela, Carmen
Velásquez de Visbal, consideró que "un llamado de este tipo ayudaría
al Ejecutivo de este país
en sus contactos con el Legislativo". 

Velásquez de Visbal aprovechó la reunión para solicitar que se incluyera un punto de condene a "la práctica internacional de imponer sanciones unilaterales contra estados soberanos", que ni siquiera se trató en el encuentro. 

Precisamente, un día después del anuncio del restablecimiento de
las relaciones con Cuba la semana pasada, el presidente de Estados
Unidos, Barack Obama, firmó las sanciones aprobadas por el Congreso contra funcionarios venezolanos vinculados con la violencia y la represión en las manifestaciones estudiantiles de febrero, que concluyeron con 43 muertos y cientos de heridos.

La representante interina de Canadá Jennifer May Loten señaló que
a su país también le hubiera gustado un texto "más ambicioso", incluyendo una referencia a los derechos humanos.

Sin embargo, Loten consideró que debía prevalecer un documento
que "refleje algo en lo que todos podemos convenir".