Escucha esta nota aquí

La Corte Suprema de Justicia de Argentina ratificó una norma del año 1884 que dice que la educación pública debe ser laica.

La norma señala que el sistema escolar es público, gratuito y obligatorio y que la enseñanza religiosa debía ser optativa, contar con autorización paterna y dictarse fuera del horario escolar.

No obstante en los últimos años, la provincia norteña de Salta, fronteriza con Tarija y una de las más católicas de Argentina, avaló por ley que en sus escuelas públicas se rece al inicio de las clases y que la religión forme parte del plan de estudios.

Tras una denuncia de padres de familia que alertaban el hecho y exigían que no se discrimine a los estudiantes que no quieren estudiar religión, la Corte Suprema de Justicia declaró este miércoles inconstitucional la norma salteña por considerar que discrimina y viola la privacidad.

El máximo tribunal argentino exhortó a las autoridades provinciales a garantizar el cese de los ritos religiosos durante la jornada escolar y a adaptar la currícula escolar, publica el diario español El País.