Escucha esta nota aquí

Los gemelos Kristiana y Kristian nacieron de apenas 28 semanas y 1 día en Australia y no  llegaron a pesar ni un kilo cada uno.

Cuando su padre Anthea Jackson-Rushford se los puso en el pecho y pasó algo conmovedor: los bebés se tomaron de la mano. Y se quedaron así durante, al menos, los 72 segundos que dura el video que publicó el 13 de enero en su cuenta de Facebook y que en pocos días se volvió viral.

Este martes el papá de los bebés compartió más fotos en las que demuestra que los hermanos "no pueden dejar de agarrarse las manos".

Mira el video en la parte superior de la nota.