Escucha esta nota aquí

El Gobierno le respondió al gobernador Rubén Costas. Para la administración de Evo Morales, el diálogo sobre el pacto fiscal, esa idea de redistribución de recursos públicos que propugnó Santa Cruz y otras regiones, es cosa cerrada, pero sin redistribución de recursos de coparticipación porque, sostiene el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, es una propuesta ‘inviable’ hecha por un equipo al que tildó de ‘incapaz’.

El viceministro se refirió a la controversia luego de que el gobernador cruceño, esta mañana, admitiera como un fracaso las gestiones departamentales por el pacto fiscal para reformular los recursos de coparticipación, según Santa Cruz, hoy concentrados en más de un 70% por el Estado central y el resto sujeto al reparto entre las nueve gobernaciones, los 338 municipios y la Autonomía Indígena Originaria Charagua Iyambae.

Te puede interesar: Costas admite fracaso en el pacto fiscal y culpa al Gobierno

Inmediatamente después, Costas culpó al Gobierno. “Lamentablemente hemos perdido dos años inmisericordemente yendo a La Paz, contribuyendo (con propuestas) y dando plazos. Creyendo que a fin de año íbamos a darle la alegría al pueblo boliviano de que hicimos un gran acuerdo nacional. Hemos fracasado y eso hay que reconocerlo pero fue porque hay mala fe por parte del gobierno”, dijo.

En ese contexto, Siles dijo que el gobernador estaba al tanto de lo inviable que era su propuesta de reparto, pues, según el viceministro, para ejecutarla había que afectar los sueldos del personal de salud, de la Policía o de las FFAA. Recriminó a Costas que aclare públicamente a cuál de estos sectores quería quitarle el sueldo para aplicar su fórmula.

Según Siles, el diálogo se cerró y solo resta su aprobación por el Consejo Nacional de Autonomías.